Facebook

¿Tienes ya experiencia en el cultivo del cannabis? Entonces, seguramente tendrás el conocimiento necesario para cultivar cáñamo. La mayoría de las veces, este conocimiento viene de la experiencia personal o del aprendizaje de otras personas.

Para los principiantes, la germinación de las semillas de cáñamo a menudo puede ser difícil. En esta guía, tratamos de hacer que la información más importante sea accesible tanto a los principiantes como a los cultivadores experimentados.

Germinar semillas de cannabis

Las semillas de cannabis crecen como las semillas de las flores. Las colocas la tierra y, si todo va bien, las semillas crecerán hasta convertirse en una planta. Sin embargo, hay varias formas de germinar las semillas de cáñamo.

Método 1

Sólo necesitas 3 cosas para este procedimiento:

  • Dos platillos
  • Algunas toallas de papel húmedas
  • Semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo no necesitan nada más que agua, calor, aire fresco y oscuridad.

Tenemos aquí una guía paso a paso para hacer el proceso aún más fácil y claro, ya que esta variante es la más efectiva.

Paso 1: La preparación

En primer lugar, forra el plato con 3-5 capas de toallas de papel húmedas. Esto no debe contener un exceso de agua. Luego pon las semillas en las toallas de papel. Asegúrate de que cada semilla tenga el mayor espacio posible. Ahora coloca otras 2-4 capas de toallas de papel húmedas sobre las semillas.

Ahora coloca el segundo platillo sobre el primero. Esto crea un ambiente oscuro y húmedo necesario para que los gérmenes crezcan. Sin embargo, todavía debe haber un agujero de aire para la planta.

Paso 2: Germinar

Los platillos deben ser colocados en un lugar cálido, a unos 21 grados y fuera de la luz directa. De esta forma, las semillas empezarán a brotar pronto.

Bajo ninguna circunstancia las toallas de papel deben secarse completamente; rocíalas con agua aproximadamente cada 3-6 horas, de lo contrario las raíces se dañarán.

Ahora, debes esperar unos días, toma en cuenta que algunas semillas tardan hasta 2 semanas en abrirse.

Paso 3: Plantar

Cuando éstas liberan los primeros milímetros de la raíz, cada semilla debe ser cuidadosamente plantada en un pequeño contenedor. Ester debe contener tierra, fibra de coco o lana de roca.

Haz agujeros de aproximadamente 5 milímetros de profundidad en los que plantarás las semillas germinadas, colocando la raíz primero. Ahora, cubre las semillas con un poco de tierra, lo suficiente para que estén cubiertas de tierra, no demasiado, ya que de otra manera no brotarán.

Las semillas de cannabis suelen crecer entre 24 y 72 horas después de sembrar las semillas ya germinadas.

Paso 4: Finalizar

Ahora puedes trasplantar las semillas y considerar si quieres que crezcan en el interior o en el exterior.

Las semillas de cáñamo son muy saludables y puedes incorporarlas a tus comidas diarias.

Cómo germinar las semillas de cáñamo

Método 2

Sólo necesitas tres cosas para este procedimiento:

  • Una maceta
  • Envoltura de plástico
  • Y por supuesto las semillas de cáñamo

Este método funciona de manera muy similar al método 1.

Planta la semilla profundamente en la tierra. La temperatura nunca debe estar por debajo de 0 ° en este proceso, ya que la semilla se puede pudrir o incluso morir.

Coloca la semilla a un centímetro de profundidad en la tierra, añada cuidadosamente un poco de agua y cierre el agujero de nuevo.

Después de unos 3 a 7 días deberías ver crecer algo. Con esto, debes estirar una película de plástico sobre el brote.

Si eliges este método, debes asegurarte de usar macetas con un volumen de al menos 20 litros. De esta manera se evita la necesidad de trasplantar, lo que puede dañar el sistema de raíces, ya que es muy importante como base para la planta.

Lee sobre los beneficios del cáñamo aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

15 − quince =